Los trabajadores, miembros de la Unión Internacional de Estibadores y Almacenes (ILWU, por sus siglas en inglés), también se sumaron al acto de protesta, absteniéndose a descargar el buque ‘Zim Shanghai’, propiedad de la naviera más grande del régimen israelí, Zim Integrated Shipping Services.

Los congregantes aseguraron que continuarán con su campaña ‘Bloquead el barco’, e instaron al régimen de Tel Aviv a asumir la responsabilidad de la matanza de más de 2160 palestinos inocentes.

“Creo que fue una gran victoria hoy para aquellos que se oponen a las políticas de Israel en Gaza”, dijo Steve Zeltzer, uno de los organizadores de la protesta.

El puerto de Oakland fue escenario de similares actos de protesta en agosto pasado, cuando miles de activistas no dejaron anclar un buque de carga israelí en los puertos del país como protesta contra los crímenes israelíes en la Franja de Gaza.

Simultáneamente, activistas propalestinos se unieron a los miembros de la ILWU fuera de la oficina encargada de negocios del régimen israelí en EE.UU. en la ciudad de Nueva York, para apoyar el bloqueo de Oakland.

Los organizadores de la acción, a través de un comunicado emitido ayer, pidieron a “la ILWU a continuar su larga tradición histórica de oponerse a la injusticia (…). Vamos a mantener la presión y continuar esta tradición de bloqueos laborales contra la opresión”.

Los buques israelíes han sido bloqueados también en otros puertos de EE.UU. como en Los Ángeles y en otros países como Sudáfrica, por las mortíferas agresiones militares del régimen de Tel Aviv contra Gaza.