DESPIERTEN…!

VENEZUELA Y EL MUNDO, DESDE UNA PERSPECTIVA HOLÍSTICA QUE DESAFÍA LA MEDIÁTICA OFICIAL

Sin desperdicio: “UNA PERSONA PUEDE HACER LA DIFERENCIA” por Michael Moore

Como inspiración para todos nosotros para darnos cuenta que CADA uno de nosotros puede hacer cosas para ayudar a mejorar nuestro mundo, estoy compartiendo historias que prueban que UNA PERSONA puede hacer importantes diferencias.  He leído que los libros corrientes de historia dados a los estudiantes han sido revisados a propósito para hablar sobre “movimientos” pero dejan afuera los nombres de la gente individual cuyas acciones empezaron los “movimientos”.  Por ejemplo, Gandhi hizo de la protesta pacífica y la pacífica desobediencia civil un proceso valioso de cambio pacífico.  Susan B. Anthony se elevó al desafío como una famosa líder en la batalla para obtener el derecho de la mujer al sufragio en los EE.UU.  Los Illuminati dueños de las publicadoras de libros textos no quieren que los estudiantes se den cuenta que las importantes mejoras pueden empezar con UNA PERSONA; es por esto que los libros textos han sido escritos para discutir movimientos y no individuos.

UNA PERSONA quien sea verdaderamente apasionada acerca de su misión PUEDE HACER la diferencia.  Para alentarnos a todos nosotros a ver que cada uno de nosotros sí tenemos el poder de hacer la diferencia, abajo está una historia acerca de una bibliotecaria quien decidió parar a un inmenso conglomerado de los medio a destruir un libro, “Estúpidos Hombres Blancos” (“Stupid White Men”), escrito por Michael Moore. La bibliotecaria sabía que un publicista destruyendo un libro era tan anti-libertad de expresión como Hitler y su quema de libros.  Los publicistas les importa lo que los bibliotecarios piensan porque los bibliotecarios son responsables de escoger qué libros comprar para sus bibliotecas cada año; la bibliotecaria supo que ella tenía una razón y el derecho a tomar acción.  La bibliotecaria hizo la decisión de reunir partidarios y salió victoriosa.

Cada uno de nosotros tiene dentro de sí la habilidad ¡de hacer una importante diferencia!  Si Ud duda que lo pueda hacer, solo lea la historia de enlace abajo y recuerde que una bibliotecaria dirigió la carga para derrotar a un poderoso conglomerado de los medios con forma de pensar errónea.

(…)

Las primeras 50.000 copias de “Estúpidos Hombres Blancos” (“Stupid White Men”) salió de la prensa el día antes del 11/9, pero cuando la tragedia golpeó la mañana siguiente, los camiones que los cargarían a las librerías de la nación nunca dejaron el muelle de carga.  La publicadora entonces retuvo los libros como rehenes por cinco largos meses —no solo de mal gusto e irrespeto (que yo pude haber entendido), sino en un deseo por censurarme y por las cosas que quise decir.  Ellos insistieron yo reescriba hasta el 50 por ciento del libro y que yo remueva secciones que ellos encontraron ofensivas a nuestro líder, el Sr. Bush.

Me rehusé a cambiar una palabra.  Un empate siguió hasta que una bibliotecaria en Nueva Yérsey me escuchó hablando acerca de la llamada telefónica que justo yo había recibido de la publicadora de Murdoch diciéndome que se veía como que ellos no tenían otra escogencia, gracias a mi testarudez, sino de hacer “pulpa” y reciclar todas las 50.000 copias de mi libro que estaba recolectando polvo en una bodega en Scranton, Pensilvania.  Otros también me dijeron que no esperara mucho en la forma de una carrera en los libros después de esto, pues las palabras se esparcirían de que yo era considerado “problema”, un dolor real en el trasero y quien no jugaba al balón.

Esta bibliotecaria, Ann Sparanese, una mujer que no conocía, envió un correo electrónico a una lista de bibliotecarios, diciéndoles que mi libro estaba siendo prohibido.  Su carta se disparó por la Internet y, dentro de días, cartas de enfadados bibliotecarios estaban inundando a Regan Books. Recibí una llamada de la policía de Murdoch.
”¿Qué les dijo a los bibliotecarios?”
”¿Ah? No conozco ningún bibliotecario.”
”Sí, ¡Ud. los conoce! Ud. les dijo sobre lo que estamos haciendo con su libro y ahora “¡estamos recibiendo correo de odio de los bibliotecarios!”
Mm, —repliqué, “Creo que es ése un grupo terrorista con el que Uds. no quisiera meterse.”

Temiendo que pronto hubiera una turba enloquecida de bibliotecarios salvajes vociferando bajando la Quinta Avenida y rodeando al edificio de HarperCollins, rehusándose a salir hasta que mi libro fuera liberado de la bodega de Scranton o el mismo Murdoch fuera sacado y descuartizado (sin embargo me contentaría con hacer que Bill O’Reilly se pusiera sus calzoncillos en la cabeza por una semana), la News Corp. se rindió.  Ellos botaron mi libro en algunas librerías sin propaganda, sin revisiones, y la oferta de un tour por tres ciudades: ¡Arlington! ¡Denver!  ¡Algún lugar en Nueva Yérsey! En otras palabras, el libro fue enviado al patíbulo para una rápida muerte sin dolor. “Es demasiado malo que Ud. no nos hubiera escuchado”, un operativo de Murdoch, me dijo, “estábamos solo tratando de ayudarlo. El país está detrás de George W. Bush y es intelectualmente deshonesto de parte suya no reescribir su libro y admitir que él ha hecho un buen trabajo desde el 11/9.  Ud. ha perdido el contacto con la gente Americana, y su libro ahora sufrirá como resultado de ello.”

Yo había perdido el contacto con mis compañeros Americanos que, dentro de horas después de la entrega del libro, fue un número uno en Amazon [Amazon.com books] —y dentro de cinco días había ido a su novena impresión.  Está en su impresión cincuenta y dos ahora que escribo esto.

La peor cosa a decirle a la gente libre en un país que está aún libre en su mayor parte es que a ella no le está permitido leer algo.  Que yo pude ser escuchado “y que mi libro iría a ser el libro del año de no ficción número uno en ventas en los Estados Unidos” grita volúmenes acerca de este gran país.  La gente no será intimidada y no será forzada por aquellos encargados.  La gente Americana puede lucir como que no saben lo que está pasando la mitad del tiempo, y pueden gastar demasiado tiempo eligiendo cubiertas de diferentes colores para sus teléfonos celulares, pero cuando el empujar viene a echar con pala, se elevarán a la ocasión y estarán allí por lo que está correcto.

Tomado de: www.Luis Prada.com

 “Sé quien Dios quiere que seas y pondrás al mundo en llamas.” St. Catherine of Siena

“El propósito de la vida no es ser feliz.  Es ser útil, ser honorable, ser compasivo, hacer una diferencia por el hecho de haber vivido y vivido bien.” Ralph Waldo Emerson 

Es la acción, no el fruto de la acción, lo que es importanteDebes hacer lo que es correcto.  Puede ser que no esté bajo tu poder, que en tu vida no veas el resultado, pero no por eso te detengas en hacer lo correcto.  Es posible que nunca sepas que resultados produjo tu acción, pero si no haces nada, no habrá resultados.” Mahatma Gandhi

 “Soy solo una; pero soy una.  No puedo hacer todo, pero puedo hacer algo.  No rehusaré hacer algo que puedo hacer.” Helen Keller

 “Ningún trabajo es insignificante.  Toda labor que eleve a la humanidad tiene dignidad e importancia y debería realizarse con esmero y excelencia.”  Martin Luther King Jr.

 El propósito de la vida es contribuir en alguna forma a mejorar las cosas.”  Robert F. Kennedy

 “Pocos tendrán la grandeza para cambiar la historia del mundo, pero cada uno de nosotros puede trabajar para cambiar una pequeña porción de los hechos.  La historia del mundo ha tomado forma por un sinnúmero de actos de valor y convicción.  Cada vez que una persona se levanta por un ideal o actúa para mejorar la suerte de otros o arremete contra la injusticia, envía una onda de esperanza que puede construir una corriente que puede derrumbar las murallas más poderosas de opresión y resistencia.”  Robert F. Kennedy

 “Haz más que pertenecer: participa.  Haz más que cuidar: ayuda.  Haz más que creer: practica.  Haz más que ser justo: sé bondadosoHaz más que olvidar: perdona.  Haz más que soñar: trabaja.” William Arthur Ward

 “Nunca olvides que tú eres único.  Nunca olvides que si no existiera necesidad de ti en toda tu “unicidad” sobre esta tierra, no estarías aquí para empezar.  Y nunca olvides que, sin importar que tan agobiantes parezcan ser los desafíos y problemas de la vida, una persona puede hacer una diferencia en el mundo.  De hecho, siempre ha sido gracias a una persona que se realizaron los cambios que han hecho una diferencia en el mundoAsí que ¡sé esa persona Richard Buckminster Fuller

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/04/2013 por en Ánimate, Renacer humano y etiquetada con , .

Declaración de Principios

Sígueme en twitter:

Estadísticas:

  • 2,238,994 Visitas

Archivos

Temas Específicos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 2.177 seguidores

Otro mundo ya es posible:

EN VENEZUELA: El país más pacífico y más asediado de América:

SI ESTAS AUSENTE EN NUESTRA LUCHA, NO PRETENDAS ESTAR PRESENTE EN NUESTRA VICTORIA.

LA PATRIA SIGUE:

"YO ME VOY CON ESTE HOMBRE PARA DONDE ÉL VAYA, ME DIJE" Nicolás Maduro, 16 de diciembre 1993 al conocer a Hugo Chávez

(ver entrevista completa)

Bush exije justicia!

Tu verbo en carne viva:

"El combustible más poderoso de toda la historia y de todos los lugares: el amor, la fe, la hermandad.

El amor puede más que la muerte"

Hugo Chávez

A %d blogueros les gusta esto: