DESPIERTEN…!

VENEZUELA Y EL MUNDO, DESDE UNA PERSPECTIVA HOLÍSTICA QUE DESAFÍA LA MEDIÁTICA OFICIAL

Ante los enfrentamientos en la Asamblea Nacional: entérate de la técnica “Judo Verbal”

El método (que nació como técnica policial) de comunicación que ayuda a resolver situaciones conflictivas sin utilizar la violencia, ni física ni psíquica, sólo a través de la flexibilidad de las palabras.

La crispación social va en aumento en nuestra sociedad en los últimos años. Las causas que la origina las podemos encontrar principalmente en el aumento de la frustración por la crisis económica y política mundial. Este panorama favorece que los ánimos estén muy calientes y que nos comuniquemos cada vez más agresivamente, tanto en el ámbito profesional como en el entorno social o personal.En este escenario, que la tensión en la comunicación se eleve es algo difícil de evitar.

Ya que sin darnos cuenta incrementamos el tono de la voz con expresiones más airadas, y aumentamos también el nivel de rechazo de las personas que nos pueden llevar la contraria. En consecuencia nuestra sociedad está cada vez más irritada, crispada, siendo cada vez más proclive a la violencia. Más aún, cuando los modelos de comportamiento y de relaciones interpersonales que difunden la mayoría de los medios de comunicación están saturados de violencia, mostrándola como el recurso habitual para resolver los conflictos.

En este contexto debemos buscar nuevos sistemas de comunicación que nos facilite un mayor grado de entendimiento, en un clima más relajado y armonioso. En este sentido, el ‘Judo Verbal’ es una técnica de comunicación que cumple perfectamente con estos objetivos.

Pues, es un proceso comunicativo respetuoso que intenta resolver los conflictos o en ultima instancia evitar la escalada de violencia que éstos hayan podido producir. Para ello, se apoya en técnicas de persuasión, escucha activa, empatía táctica, comunicación no verbal y filosofía oriental.

Utilizando la fuerza del contrario para hacer entrar en razón a nuestro interlocutor con el fin de conseguir que haga lo que nosotros le proponemos, pero porque el desea hacerlo. En suma, el método de comunicación de ‘Judo Verbal’ conjuga de forma magistral técnicas y procedimientos de la oratoria clásica, métodos de los modernos comunicadores con conceptos orientales, propios de las artes marciales, en especial del Judo.

Entendiendo esta disciplina marcial milenaria como el arte de la flexibilidad, no oponerse a los ataques sino unirnos a él, poner a nuestro oponente en una situación de desequilibrio, y desde ese punto vencerle con sus propias fuerzas. Este principio aplicado a la comunicación se refiere a que en momentos de crispación, si aplicamos la misma energía que nuestro oponente pero en sentido contrario solo logramos aumentar la negativa a cooperar. En vez de solucionar el problema lo empeoramos. En cambio, si tenemos autocontrol emocional y sabemos aplicar nuestra fuerza comunicativa en el mismo sentido que nuestro oponente, podemos revertir la situación.

Ver artículo original.

Urgando en las técnicas de “Judo Verbal” podemos citar los siguientes ejemplos, enmarcados en el entorno político de claro enfrentamiento que actualmente vive la sociedad venezolana:

  1. Contra-ataque. Es la más simple y la que se tiene que utilizar siempre como último recurso. Por ejemplo, Ofensa: “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta: “Yo sí lo hago, es mi derecho”. Esta es la solución que primero se nos viene a la cabeza a cualquiera de nosotros. Sin embargo, hay otras 5 alternativas mucho más eficaces.
  2. Retirada. O el famoso, “una retirada a tiempo es una victoria”. En este caso, Ofensa: “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta: “Ahora mismo no tengo tiempo de hablar de esto. Estoy muy ocupado en X, Y, Z”. Según el caso, y si ya sabes que el interlocutor es inflexible, puede ser una buena estrategia, aunque no hace sino retrasar la solución.
  3. Tregua. Ofensa: “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta: “He estado reflexionando es últimamente. Quizá podamos acordar algo que nos ayude a ambos a mejorar las cosas”. Se trata de encontrar un acuerdo cuando la situación es complicada de manejar.
  4. No hacer nada. Ofensa: “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta: “(silencio y esperar)”. En ocasiones es muy claro que la ofensa no tiene ninguna razón de ser y es totalmente gratuita. En este caso “a palabras necias, oídos sordos”. Lo bueno de esta técnica es que nos da tiempo a reflexionar sobre el porqué de la ofensa, y provoca que el que la ha hecho, se incomode ante nuestro silencio y trate de llenar el vacío. En muchos casos nos puede dar información útil sobre el motivo del ataque.
  5. Distracción. Ofensa: “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta: “¿Sabes? Llevo todo el día con un dolor de cuello terrible.” De nuevo, nos permite ganar tiempo, al mismo tiempo que provoca cierto desconcierto en el atacante. Si la distracción además va acompañada una buena excusa, el efecto puede ser demoledor.

El poder de la Empatía

Alguien nos ataca personalmente y nosotros usamos su ataque para ver las cosas desde su punto de vista. Usamos su energía para girar con el y ponernos a mirar en la misma dirección. Ofensa: “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta: “Estoy de acuerdo, no hay nada que moleste más que un desastre en temas tan importantes. Entiendo perfectamente que estés enfadado”. Esta es, en la gran mayoría de las ocasiones la mejor respuesta a un ataque verbal.

No se trata de estar de acuerdo porque sí, sino solo de tratar de ponerse en su lugar y entender lo que la otra persona siente. Lo importante es no sobreactuar. Ni que parezca que nos hemos leído una guía de autoayuda (porque eso no haría más que enfurecer aún más al otro) ni humillarnos diciendo lo malos que somos y que todo es culpa nuestra.

Por ejemplo: Ofensa “Pero mira que eres ignorante, apoyas el desastre de la Asamblea Nacional”. Respuesta, “Claro tu tenías esperanzas puestas en mi, y al no verse satisfechas, estás desarrollando una ira que realmente no se corresponde con lo que sientes y que estás usando para atacarme”.

Importante es no tomar las ideas literalmente sino entender su escencia: ponerse en el lugar del otro. Saber en qué momento aplicar la respuesta adecuada. Cuándo vale la pena enfrentar a alquien y cuando no. Es todo un arte.

Más bibliografía enComo defenderse de ataques verbales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 06/02/2013 por en Ánimate, Renacer humano y etiquetada con , .

Declaración de Principios

Sígueme en twitter:

Estadísticas:

  • 2,247,952 Visitas

Archivos

Temas Específicos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 2.178 seguidores

Otro mundo ya es posible:

EN VENEZUELA: El país más pacífico y más asediado de América:

SI ESTAS AUSENTE EN NUESTRA LUCHA, NO PRETENDAS ESTAR PRESENTE EN NUESTRA VICTORIA.

LA PATRIA SIGUE:

"YO ME VOY CON ESTE HOMBRE PARA DONDE ÉL VAYA, ME DIJE" Nicolás Maduro, 16 de diciembre 1993 al conocer a Hugo Chávez

(ver entrevista completa)

Bush exije justicia!

Tu verbo en carne viva:

"El combustible más poderoso de toda la historia y de todos los lugares: el amor, la fe, la hermandad.

El amor puede más que la muerte"

Hugo Chávez

A %d blogueros les gusta esto: