DESPIERTEN…!

VENEZUELA Y EL MUNDO, DESDE UNA PERSPECTIVA HOLÍSTICA QUE DESAFÍA LA MEDIÁTICA OFICIAL

Libérate del más común y el más ridículo de los miedos: el miedo al “qué dirán”

Publicamos esto debido a que en estos momentos en los que es imprescindible sacar tantas verdades impactantes a la luz, veo con preocupación a buenas personas caer en el miedo más absurdo y el más utilizado para controlar a los seres humanos: el miedo al “qué dirán”.

Si ridiculizas una actitud justa, mucha gente no la asumirá, aunque sienta que es lo correcto. Es el miedo más tonto del mundo ya que lo que diga la gente no te matará, ni siquiera podrá hacerte un moretón, sin embargo conozco buenos seres humanos que dejan de hacer actos heroicos, vitales para los demás, sólo porque temen al qué dirán. Es un miedo tonto con un gran poder para paralizar a la gente buena.

Suceptibilidad ¿le importa lo que piensen de usted?

ESPAÑA.- Le afecta cualquier opinión. Buscan el reconocimiento externo y se valora en función de la opinión de su entorno. Tienen menos en cuenta los comentarios positivos que los negativos.

Las personas susceptibles, aquellas que reaccionan excesivamente ante las opiniones, acciones o actitudes de otros individuos hacia ellas, y que están pendientes de lo que dirán o pensaran los demás, padecen lo que los psicólogos denominan “alta reactividad emocional”.

“El comportamiento de la gente susceptible, y que a menudo está en una actitud defensiva, oscila entre la pasión y el orgullo, entre el dolor y la rabia, entre las ganas de ser feliz y el miedo a dejar de serlo”, explica la psicóloga Marichu Hidalgo.

Según Hidalgo, la persona emocionalmente reactiva es insegura, y por ello voluble y cambiante, al mismo tiempo que se aferra a la rigidez de ideas y acciones como un mecanismo de defensa”.

Pensar en lo que los demás opinan de uno es un veneno para las amistades y las relaciones familiares. Es preferible aceptarse tal y como uno es, en lugar de buscar continuamente la aprobación y el reconocimiento ajenos”, señala Hidalgo.

Confiar en la gente sin anticiparse

Para atajar la susceptibilidad, esta psicóloga aconseja “confiar en que las personas son buenas hasta que se demuestre lo contrario. La mayoría de los seres humanos, vistos de cerca y con una mirada compasiva, terminarán por parecernos personas con sus luces y sombras pero sin un afán por perjudicar a los demás”.

Para desactivar los comportamientos susceptibles, Hidalgo también aconseja desarrollar el sentido del humor, y aprender a “no otorgar tanta importancia a cosas que no la tienen ni a los posibles comentarios  de otras personas”.

“La gente no está siempre pendiente de lo que nosotros hacemos o expresamos, ya que suele estar más centrada en sus propios asuntos y preocupaciones”, señala la experta. 

La psicóloga también recomienda no anticipar las conductas ajenas ni tener expectativas sobre los demás, ya que “numerosos conflictos surgen en la mente del individuo susceptible, porque prevé una reacción desfavorable o una gratificación que no llega por parte de alguien”.

Para el escritor y experto en crecimiento personal Francesc Miralles, “tras el perfil de las ‘personas altamente sensibles’ se oculta una urgente necesidad de estima y una visión exageradamente subjetiva de lo que ocurre a su alrededor. Esto explica que el hipersensible pueda reaccionar de forma violenta, hiriendo la sensibilidad de los demás”.

Además de minar la autoestima, estar siempre en guardia agota nuestra energía”, puntualiza.

Para suavizar un poco el carácter susceptible, la psicóloga clínica Trinidad Aparicio recomienda analizar siempre la situación que provocó el enfado o la rabia, pensar de qué forma se podría haber evitado el enojo  y considerar si otro habría reaccionado igual o nuestra reacción fue exagerada.

La experta recomienda intentar controlar las emociones, no dejarse llevar por el momento, pensar que puede ser uno mismo quien esté equivocado o que no ha entendido exactamente lo que querían decir. Hay que darse tiempo para reflexionar, y si luego uno cree que tenía razón, aclararlo con tranquilidad y sin rabia.

Ver estudio original.

Necesariamente cumplir con el deber, implica superar el “qué dirán”. Si queremos contribuir a hacer un mundo mejor, debemos hacernos conscientes que nuestro grano de arena a esa sublime tarea, es mucho más importante que nuestra imagen. Además, la gente siempre, siempre habla… a lo único que debes temer al juicio de tu propia conciencia y ella nos reclamará no haber sido lo suficientemente valientes.

“Seamos libres, lo demás no importa nada”

Don José de San Martín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23/05/2012 por en Reacciona, Renacer humano y etiquetada con , .

Declaración de Principios

Sígueme en twitter:

Estadísticas:

  • 2,199,522 Visitas

Archivos

Temas Específicos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 2.175 seguidores

Otro mundo ya es posible:

EN VENEZUELA: El país más pacífico y más asediado de América:

SI ESTAS AUSENTE EN NUESTRA LUCHA, NO PRETENDAS ESTAR PRESENTE EN NUESTRA VICTORIA.

LA PATRIA SIGUE:

"YO ME VOY CON ESTE HOMBRE PARA DONDE ÉL VAYA, ME DIJE" Nicolás Maduro, 16 de diciembre 1993 al conocer a Hugo Chávez

(ver entrevista completa)

Bush exije justicia!

Tu verbo en carne viva:

"El combustible más poderoso de toda la historia y de todos los lugares: el amor, la fe, la hermandad.

El amor puede más que la muerte"

Hugo Chávez

A %d blogueros les gusta esto: